Category

Comunicación no verbal

Category

Amigos del Club del Lenguaje No Verbal, esta semana presentamos el artículo “Students’ perceptions of verbal and non-verbal communication behaviors during and after the Covid-19 pandemic”, de Dragomir, G. M.; Fărcasiu, M. A. y Simon, S. (2021), en el que los autores realizan un estudio para saber cómo la modificación de las relaciones interpersonales durante y tras la Covid-19 ha afectado a los estudiantes universitarios.

Todos sabemos que la pandemia de Covid-19 ha sacudido y perturbado la salud física y el estado emocional de todo el mundo.

Ha causado estragos en la vida de las personas y cambiado sus comportamientos en tiempo récord como nunca antes se había visto.

Como resultado del confinamiento, la separación, el aislamiento y el miedo a lo desconocido, se ha visto perjudicado no sólo el bienestar psicológico de los trabajadores de la salud en primera línea de riesgo, sino también en la población general.

Además de todo esto, quedó claro que la enfermedad también ha afectado a las relaciones entre las personas influyendo en la forma en que nos comunicamos entre nosotros tanto verbal como no verbalmente.

A nivel interpersonal, la comunicación ha sufrido mucho debido a las mascarillas, que sin duda ayudan a nuestra salud y a luchar contra el virus, pero tensan nuestra comunicación diaria cara a cara.

También ha sufrido debido a las reglas del distanciamiento social, que hizo que las personas se vieran obligadas a adaptarse a estas nuevas condiciones de vida adoptando saludos sin contacto, o cambiando la comunicación en persona por plataformas online como Zoom o Microsoft Teams.

Estudios previos han demostrado que los rasgos de personalidad como la extraversión y la introversión juegan un papel muy importante en el agotamiento resultante de trabajar desde casa y usar estas plataformas.

Por ejemplo, los extrovertidos presentaban mayor agotamiento que los introvertidos, ya que estos últimos se sentían más cómodos en esta configuración.

Además, el nivel de intimidad alcanzado en las videollamadas, con primeros planos y miradas directas, suele estar reservado para relaciones íntimas pero se ha convertido en la nueva forma de interactuar con compañeros de trabajo y conocidos, y parece perturbar nuestra productividad.

Por otro lado, a pesar de ser necesarias para proteger nuestra salud, las mascarillas tienen una gran desventaja para la comunicación interpersonal: ocultan las expresiones faciales de las personas.

Habiendo sido estudiadas desde diferentes perspectivas, estas expresiones se consideran la parte más importante de nuestro arsenal no verbal, ya que comunican emociones y, además, son una parte del cuerpo a la que prestamos mucha atención en nuestras interacciones.

El comportamiento no verbal tiene la función de ayudar a decodificar el mensaje verbal del interlocutor, así como sus sentimientos. Desafortunadamente, las mascarillas nos cubren la zona media e inferior del rostro, lo que impide parcialmente esta decodificación.

Este estudio arroja luz sobre este momento de nuestras vidas en el que las máscaras faciales y el mundo virtual se han convertido en nuestra nueva normalidad.

Se centró en los estudiantes universitarios, personas muy jóvenes, móviles y enérgicas y, por tanto, muy afectadas por la pandemia.

Analiza el impacto de ésta sobre los jóvenes y también cómo consideran que les afectará en el futuro. Es decir, si mantendrán algunos de los comportamientos adoptados durante la pandemia en el futuro o no.

Se realizó utilizando un cuestionario en línea entre el 1 de abril y el 30 de mayo de 2021.

Los resultados obtenidos respecto a la comunicación verbal, revelan que los estudiantes parecen haber adoptado muy bien las reglas al cambiar sin esfuerzo al mundo en línea, gracias a estar ya acostumbrados a utilizar la tecnología.

Al usar mascarillas, para hacerse entender mejor, los estudiantes parecen haber recurrido a repetir las oraciones en ocasiones, utilizando la voz, su tono y volumen como compensación. Además, mencionaron centrarse más en la parte superior del rostro, exagerando a veces los movimientos de estas zonas. Tratan de escuchar con mayor precisión y usar más gestos o más grandes.

Algunos de los encuestados refirieron haber disfrutado en algún momento de las reglas de distanciamiento social, lo cual es coherente con los hallazgos sobre la extraversión y la intraversión.

Por otro lado, admiten que algunas nuevas prácticas, como saludarse de distinta forma en el futuro o exagerar más los movimientos de la zona superior del rostro, probablemente dejarán huella en su comportamiento futuro.

Si quieres saber más sobre el comportamiento no verbal y cómo influye en con las relaciones interpersonales, visita nuestro Máster en Comportamiento No Verbal y Detección de la Mentira o nuestro Experto Universitario en Comunicación No Verbal y Personalidad, con becas especiales para los lectores del Club del Lenguaje no Verbal.

Club del Lenguaje No Verbal