_Estimados amigos del Club del Lenguaje no Verbal, hoy nos hacemos eco de un artículo publicado por la Universidad de MacQuaire en Sidney en la cual analizaban los indicadores subjetivos de la mentira. Estos indicadores son elementos que creemos hacen las personas cuando mienten, indicadores comúnmente aceptados por la mayoría de la población pero que pueden corresponderse con indicadores reales o no.

¿Cómo te das cuenta cuando alguien está mintiendo?, esa es la pregunta que realizó el equipo de investigación “The Global Deception Research Team” en un estudio hecho en 75 países y con 43 idiomas diferentes. Lo que este equipo había notado es que los estereotipos más comunes en occidente sobre alguien al mentir no son los que los investigadores han encontrado como los más reveladores de engaño o mentira. Sin embargo el estudio realizado confirmó la existencia de estereotipos globales sobre las conductas que realizan las personas cuando mienten.

Esta investigación se desarrolló en dos partes, una respondiendo la pregunta abierta “¿Cómo te das cuenta cuando alguien está mintiendo?”  y la otra contestando un cuestionario sobre el hecho de mentir.

Algunas conclusiones interesantes que arrojó este estudio fueron que, en 51 de 58 países estudiados, el “desviar la mirada” fue el rasgo más respondido de todos y el que 43.90% de las personas respondió como primera opción. El 71.5% de los que respondieron cree que los que mienten desvían la mirada, el 65.2% cree que las personas que mienten cambian su postura más de lo usual, 64.8% cree que los mentirosos se  tocan y/o rascan repetidamente, y el 62.2% cree que los que cuentan historias más largas de lo normal también mienten.

En la primera parte del estudio, los sujeto de los Emiratos Árabes Unidos fueron menos proclives a mencionar la desviación de mirada como característica de alguien que miente, sin embargo en el cuestionario, el 65% mencionó que las personas tienen un menor contacto visual a la hora de mentir.

En general el estudio nos dice que “desviar la mirada”, es el estereotipo que más gente detecta como signo de que alguien está mintiendo, dado que 61 de 63 países participantes lo creen, sin embargo existen extensas investigaciones publicadas que demuestran que el hecho de “desviar la mirada” tiene muy poca asociación al hecho de mentir, ya que sucede de igual forma tanto en gente que dice la verdad como en quien no, entonces, si los estereotipos de alguien que miente no reflejan en realidad conducta de engaño, ¿cómo es que se tiene esa concepción de ellos?

Para eso, este equipo de investigadores ha propuesto una hipótesis muy interesante. Ellos explican que los estereotipos están diseñados para desalentar el hábito de mentir pero no para describir la conducta de quienes mienten. Según su hipótesis estos estereotipos tienen unos cimientos morales y encarnan una norma global: la gente que miente debe sentir vergüenza, por lo que deben mostrar signos de ocultamiento, pena y sumisión, y el desviar la mirada según sus resultados, es una interpretación universal asociada a la vergüenza.

Por ejemplo, los niños deben avergonzarse al mentir a sus padres, los mentirosos deben sentirse mal y ser atrapados. Los estereotipos capturan y promueven estos preceptos como vehículos de control social y así, estos estereotipos son pasados de generación en generación. Incluso señalan que el contacto visual se remonta hasta el momento en que somos bebés. El primer vehículo de interconexión entre madre e hijo se da mediante el contacto visual, por lo que el rompimiento de este contacto se convierte en la primera señal de desaprobación del niño. Para cuando los niños ya tienen 3 años, ya saben que los adultos reaccionan negativamente ante las conductas engañosas, por lo que terminan asociando el desviar la mirada con la mentira o engaño. Finalmente los autores expresan una visión distinta ya que les preocupa que, lejos de desalentar el hábito de mentir, estos estereotipos mas bien promueven dichas conductas engañosas, puesto que ignoran las habilidades de los mentirosos y predisponen a las personas para no detectar las mentiras por completo y por ende ser incapaces de castigarlas. Para los autores estas creencias tienen nobles sentimientos nobles pero terminan siendo contraproducentes. 

5 Comments

  1. Efectivamente, esto ya lo advirtió Paul Ekman, dado que las personas que trabajan en los cuerpo de Seguridad del Estado o la justicia que deberían por lógica saber distinguir más que la media los engaños muestran que no superan a la media de la población, por lo que es lógico pensar que todas las personas analizadas iban por el mismo camino.
    Dada la poca educación o conocimiento de psicología de la emoción de la población, es lógico pensar que la misma no detecta el lenguaje no verbal que va asociado a la experimentación subjetiva de dichas emociones, ya que sabemos que se puede decir la verdad y desviar la mirada por vergüenza o simplemente mirar al suelo para pensar la respuesta accediendo a su memoria.
    Yo trabajo en FCSE y sólo he visto que los compañeros detectan el lenguaje no verbal de forma intuitiva con el miedo o el peligro…La amígdala es lo más rápido que trabaja en procesar la información y las respuestas son muy eficientes. Cuando en una intervención se procesan u ocurren más informaciones emocionales, los fcs no suelen detectar muchas señales no verbales.
    Me gustaría que pusiera el título del artículo publicado o un enlace para leerlo directamente, gracias.

  2. Muy interesante artículo, y absolutamente cierto,me gustaría leer su desarrollo hasta el final. Se tuerce la mirada por muchísimas razones, puede que en más ocasiones para decir verdades como puños. Tal vez el tópico es creerse que quien te mira a los ojos te dice la verdad. Hay quien ensaya engaños monumentales con los ojos como platos. En mi trabajo, sin ser sicóloga muchas veces me quedo con los armónicos de la voz; ni siquiera el mensaje objetivo, las curvas tonales también ayudan y mucho, porque esos armónicos buscan proyectarse en un gesto.

  3. No necesariamente si alguien te mira a los ojos te dice la verdad, Paúl Ekman advierte que los mentirosos usualmente miran a los ojos para calibrar o darse cuenta si sus mentiras son realmente creídas por sus interlocutores o es que tal vez deban seguir con otro argumento que alimente sus mentiras…muy buen articulo—interesante.

  4. Efectivamente, uno de los signos en los que la gente no se suele fijar, es en los sonidos y es muy bueno a tener en cuenta Mónica.
    Pero algo que veo y desconcierta a los que “buscan” mentiras. Es que, cuando ven a alguien mirando hacia la derecha, ya piensan que es mentira al 100%. Cuando, es muy posible que sea por verguenza o porque mirar a los ojos es síntoma de reto y para ellos constituye una situación que, por imposición, no desean.
    Sí es lógico pensar que por hacer ese gesto están en su emisferio creativo y por lo tanto están pensando en como elaborar la mentira pero, también es posible que lo que hagan es, buscar la forma de elaborar la forma más adecuada o con las palabras más acertadas ( de ahí a “crear” un buen vocabulario para expresarse ). Quizás por eso sientan verguenza, por no tener fresco, un vocabulario versatil.
    Me gustaría saber, como es posible con más exactitud, detectar las mentiras, sin creer que, el que está equivocado soy yo.
    Un saludo y muchísimas gracias.

    • Rafael López Pérez Reply

      Desde el ámbito de la programación neurolinguística, podemos recoger la aportación de que, cuando miramos hacia un lado (normalmente a nuestra izquierda), accedemos a los recuerdos y cunando miramos al lado contrario estamos creando, lo cual se asimila erróneamente con la mentira. Decimos “normalmente” porque se estima que aproximadamente el 20% de la población funciona al revés. El problema de esta aportación es que no está contrastado científicamente ni publicado en ninguna revista científica de impacto. Precisamente nosotros (Club LNV) estamos iniciando una investigación con equipos de “eyes tracking” en la cual intentaremos comprobar qué ocurre con el movimiento ocular mientras mentimos. Lamentablemente los resultados se harán esperar.
      Un saludo y muchas gracias por todos vuestros comentarios.

Write A Comment

Club del Lenguaje No Verbal